La energía y los cambios de la materia

La energía y los cambios de la materia

La energía y los cambios de la materia

En la naturaleza, la energía  y la materia se encuentran asociadas interrelacionándose entre sí. La energía puede actuar  directamente sobre los cuerpos produciendo diversidad de cambios. Estas cambios pueden ser físicos y químicos.

La energía produce cambios físicos

La variación de energía en las características y propiedades físicas de la materia, sin modificar su estructura y composición interna.

Así por ejemplo, la energía calorífica puede producir el cambio de estado de los cuerpos, como ocurre en el ciclo del agua. El calor calienta las aguas del mar, océanos y ríos, produciendo la evaporación; al variar la energía calorífica se producen la condensación primero y luego la lluvia.
Otro de los efectos que el calor produce en los cuerpos es la dilatación de los mismos, como sucede con  los rieles de los ferrocarriles durante la época del verano. Además, el calor actualmente está produciendo el lento deshielo de los polos, de los glaciares y de los nevados de las altas montañas.
Por otra parte, la energía luminosa produce la contracción y dilatación de la pupila durante la observación de los objetos.
La energía eólica transforma las leves corrientes de aire en gigantescos huracanes, que son tormentas tropicales con fuertes vientos que circulan alrededor de un área de baja presión. Estos fenómenos resultan del proceso natural que la Tierra realiza para transportar el exceso de calor del área tropical hacia las regiones mas frías.
La energía geotérmica produce la aparición de géiseres o aguas termales, es decir, el cambio de las sustancias gaseosas al estado líquido.

La energía produce cambios químicos

La energía  también puede transformar a la materia en su estructura interna, produciendo cambios químicos y creando, así nuevas sustancias.
He aquí algunos ejemplos:
Si aplicamos energía calorífica al gas propano que se encuentra encerrado en un  balón, éste tratará de expandirse rompiendo las paredes del envase. Afuera, se combinará con oxígeno del ambiente, transformándose en una nueva sustancia que es el dióxido de carbono y desprendiendo gran cantidad de calor.
Cuando la combinación de  una sustancia con el oxígeno es muy rápida, se produce energía calorífica y luminosa (flama). Esta transformación se conoce como combustión.


Share on Google Plus

About Carpeta Pedagógica

Plataforma educativa de recursos educativos digitales
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario